10° Consejo de Abuelas y Abuelos Sabios del Planeta

El 10 CONSEJO DE ABUEL@S SABIOS DEL PLANETA, tuvo lugar en el Municipio de Tepoztlán, del 19 al 23 de septiembre, en el Campamento Meztitla, a los pies de la Sierra del Tepozteco, en el valle mágico y sagrado que recorre el río de Atongo.

Inspirado por el Abuelo Quenqo de la nación quechua del Perú, en los últimos 9 años, este encuentro ha ido peregrinando por nueve países diferentes, y en esta ocasión, México fue honrado para ser su sede.

Cabezas de diversas organizaciones, capullis y redes de la mexicanidad y la medicina tradicional recogieron el bastón, y se dieron a la dura tarea de organizar el evento.

Ceremonias, temazcales, círculos de palabras, danzas, un tianguis, caminatas sagradas a la plaza ceremonial de Amatlán y a Tepoztlán, alianzas con otras redes como la del Circulo Mundial de Sonidos, el Pacto Mundial Consciente, el Consejo de Visiones, la Danza de la Luna, la Caravana de la Salud, Luz Azul, la ecoaldea Huehuecóyotl, los abuelos de Amatlán y Tepoztlán, Planeta 20-12, la Red de Consciencia Planetaria, además de representantes y portadores de bastones de una veintena de etnias y naciones originarias de México y el resto de las Américas, convocaron y participaron en este encuentro, ya que con su presencia y su trabajo, consiguieron en dar realce y una bella muestra de diversidad cultural al 10 Consejo, contribuyendo a que la mayor parte de las actividades programadas se lograran llevar a cabo.

A pesar de los fuertes retos organizativos y administrativos y a la falta de apoyos económicos institucionales para el Consejo, este se llevó a cabo gracias a que docenas de voluntarios hicieron suyo el compromiso de realizarlo, y sin esperar nada a cambio se entregaron día y noche a las arduas tareas de montar el campamento, los temazcales, conseguir la leña, las flores, las semillas, el copal, a mantener el fuego encendido a lo largo del encuentro, preparar los alimentos, dar alojamiento a l@s abuel@s, atender y transportarlos a las distintas locaciones donde se desarrollaron los eventos.

Si bien el principal propósito del Consejo fue que l@s abuelos compartieran sus experiencias y conocimientos, fue notorio que aún existen muchas dificultades y falta de disposición para crear espacios de diálogo en los cuales estos puedan intercambiar sus visiones, ideas, y sobre todo sus consejos a las siguientes generaciones. Muchas veces las sesiones de palabra se vuelven interminables y repetitivos monólogos, en los cuales la riqueza y sabiduría de la que son depositarios, se disuelve en mantener formas y protocolos que con el tiempo se han vuelto obsoletos, pues ni reflejan la gran cultura del pasado, ni ofrecen propuestas claras y precisas para ayudarnos a hacer los cambios que este momento de la historia humana nos demanda.

Las ofrendas y rezos a la Madre Tierra-Tonantzin Cualli-Pachamama, tan importantes como lo son para concientizarnos sobre nuestro compromiso para amarla y defenderla, generalmente se diluyen como el humo y no logran transmitir ni a crear estrategias del tipo de acciones concretas, individuales y colectivas que se requieren, para que esa defensa sea real y efectiva.

Más que nunca es importante aprender de las enseñanzas de grandes Maestros como Mahatma Ghandi, para socializar los procesos espirituales, así como para espiritualizar los procesos sociales.

Mientras los mundos del nagual y del tonal no logren hacerse uno, no estaremos cumpliendo con nuestra tarea, para que sobre todo los jóvenes, siempre abiertos para escuchar las palabras de los abuelos sabios, puedan salir de este tipo de encuentros con mensajes, directivas y lineamientos efectivos y claros para poder “cambiar el mundo”,como tanto lo deseamos tod@s..

Agradecemos que el encuentro se haya realizado. Lo apoyamos en la mejor medida de nuestras posibilidades, pero es preciso hacer una reflexión profunda, personal y de grupo, para que en los siguientes Consejos no se repitan los mismos gestos, palabras y actividades, y para que el Movimiento Global de Consciencia con el que tod@s estamos comprometidos, contribuya a fortalecer tanto a las redes sociales como a las espirituales, de salud integral, artísticas, educativas y ecologistas, para que estas se sigan uniendo y complementando para crear el mundo que las leyendas y profecías de nuestros ancestros anunciaron.

“Un mundo donde quepan muchos mundos”. Donde el cielo que nos da desde las alturas la visión del águila, del quetzal y del condor, y la misión que todos tenemos en la tierra, la que aprendemos de la coatl, siempre en contacto con la piel de la Madre, se encuentren integradas en cada un@ de nosotros, ambas en total armonía.

Y sobre todo fortaleciendo un verdadero respeto los unos por los otros, abrazando la rica diversidad cultural de la que somos herederos y que se simboliza en el arcoíris, así como compartiendo la responsabilidad colectiva de una finalidad común, como incluso el Papa Francisco lo acaba de decir en la Asamblea General de las Naciones Unidas:

“Trabajar y luchar juntos por los Derechos de nuestra Casa y Madre común, nuestra madrecita Tierra.”

¡Ometeotl ! ¡Por todas nuestras relaciones!

Coyote Alberto

 

Vero dando palabra

 

Circulo de abuel@ 2015 (293)

 

Swami, Coyote y Abuela Tonalmi

 

10371177_981780425214042_1754641498731665_o

 

12027824_10156012685090214_8644900393887355645_n

 

12027578_10156012686360214_305212020931041082_n

 

 

VISITANOS HUEHUE ON FACEBOOK